27 de November del 2017

Qué es la jurisprudencia y cómo funciona

Qué es la jurisprudencia y cómo funciona

La palabra jurisprudencia aparece constantemente en las noticias relacionadas con juicios pero es normal que si no tenemos nociones sobre derecho, no acabemos de entender el significado de este término. De la misma forma, si somos dueños de una empresa, la interpretación de las leyes que nos afectan puede resultarnos complicada. Por suerte, en cuanto sepamos a qué hace referencia la jurisprudencia, nos será mucho más sencillo entender cualquier información sobre este tema.  A continuación te explicamos qué es la jurisprudencia, qué tribunales la crean y cómo funciona.

Jurisprudencia: ¿qué es?

Las fuentes del derecho son aquellas herramientas a las que se recurre para entender las leyes en un estado o país. En España, estas fuentes son, por este orden, la ley, la costumbre y los principios generales del derecho. También existen otras fuentes indirectas del derecho, que son la jurisprudencia y la doctrina.

Los jueces y tribunales (órganos compuestos por un conjunto de jueces) son los encargados de interpretar y aplicar las leyes. Estas normas están escritas, por lo que son la primera fuente a la que deben recurrir para decidir si ha habido o no incumplimientos. Sin embargo, en algunas ocasiones la interpretación de las leyes no es tan evidente y las normas se pueden entender de varias formas. También puede ocurrir que no haya legislación escrita sobre un tema, lo cual se conoce como vacío legal o laguna jurídica.  En estos casos, los jueces acudirán a la jurisprudencia para saber cómo deben interpretar una ley.

La jurisprudencia consiste en recurrir a sentencias previas de otros tribunales para ver cómo han resuelto un caso similar. Los jueces deben atender a este criterio jurídico para complementar el resto de fuentes del derecho.

Debemos tener en cuenta que no todos los tribunales crean jurisprudencia. Por ejemplo, Los Tribunales Superiores de Justicia de las comunidades autónomas dictan sentencias a diario. Aunque esas resoluciones pueden ser consultadas por otros jueces, no deben ser entendidas como jurisprudencia o como modelos a seguir. El tribunal por excelencia capaz de crear jurisprudencia con sus sentencias es el Tribunal Supremo. En algunos casos, también podremos hablar de jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

¿Cuántas sentencias hacen falta para crear jurisprudencia? A partir de dos sentencias resueltas de forma similar, ya podemos hablar de una base firme para futuros casos. Pero, ¿por qué los jueces intentan interpretar las leyes de la misma forma? Los magistrados tratan de aplicar las normas y de interpretar igual situaciones jurídicas parecidas para respetar el principio unificador. De esta forma, los ciudadanos no tendrán que preocuparse de que cada juez o tribunal aplique la ley bajo su único criterio. Esta coherencia en la forma de juzgar garantiza que se trate a todos de forma predecible. 

En cuanto a la doctrina, se basa en opiniones y argumentos expresados por otros juristas en declaraciones o libros, entre otros. Por tanto, son sólo ideas que pueden servir de guía pero que no tienen un carácter obligatorio.

La jurisprudencia del Tribunal Supremo: ¿cómo funciona?

El Tribunal Supremo es un órgano jurisdiccional, es decir, con poder para juzgar y hacer que se aplique su sentencia.  Este tribunal tiene competencias en el territorio español al completo y en todos los ámbitos: civil, penal, contencioso-administrativo y social. Sin embargo, las materias relacionadas con garantías y derechos constitucionales son atendidas por el Tribunal Constitucional, del que hablaremos posteriormente.

Los casos que llegan al Tribunal Supremo ya han sido juzgados previamente por tribunales de rango inferior. El recurso de casación es el que se presenta ante el Tribunal Supremo para que juzgue esos casos en última instancia. Esto significa que es el último recurso que se puede presentar ante los juzgados españoles, a no ser que se esté vulnerando algún derecho fundamental, en cuyo caso, aún se podría recurrir ante el Tribunal Constitucional. Una vez agotadas todas las vías estatales, si algún afectado continúa sin estar de acuerdo con la sentencia, el caso se puede elevar a los juzgados europeos.

Por tanto, en general, las sentencias del Tribunal Constitucional son firmes (no existen posibilidad de recurso) y por eso sirven para crear jurisprudencia.

El Tribunal Supremo está dividido por salas, cada una relacionada con una competencia:

  1. Sala Primera, de lo Civil.
  2. Sala Segunda, de lo Penal.
  3. Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo.
  4. Sala Cuarta, de lo Social.
  5. Sala Quinta, de lo Militar

En cuanto a los miembros que conforman este tribunal, encontramos al Presidente del Tribunal Supremo y a los magistrados encargados de cada una de las salas. Estos cargos se renuevan de forma periódica, por lo que los miembros del Tribunal no son siempre los mismos. Esto nos lleva a hacernos una pregunta: ¿la jurisprudencia puede cambiar con el paso del tiempo? Por supuesto que sí. La forma de interpretar las leyes depende de las personas encargadas de hacerlo y si los miembros del Tribunal Supremo cambian, también puede variar su manera de entenderlas. De esta forma, vemos cómo la jurisprudencia trata de asentar unas bases para que haya una interpretación común de las leyes y de la manera en que se aplican. Sin embargo, es posible que con el paso del tiempo varíe.

El Consejo General del Poder Judicial cuenta con un apartado en su web donde podemos consultar la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

El Tribunal Constitucional y su jurisprudencia en materia de derechos fundamentales

En España, la norma suprema es la Constitución Española, por lo que ninguna ley de rango inferior puede contradecirla. El Tribunal Constitucional es el órgano encargado de interpretar la Constitución y velar por que ninguna otra norma ni sentencia judicial vaya en contra de sus valores. Por tanto, es el Tribunal estatal al que podemos recurrir en última instancia si consideramos que han vulnerado nuestros derechos y libertades fundamentales y que los tribunales de rango inferior no los han defendido. El recurso de amparo es el que debemos presentar ante este tribunal cuando hayamos extinguido las vías anteriores, es decir, cuando ya hemos acudido a los tribunales de rango inferior para reclamar nuestros derechos.

De esta forma, las sentencias del Tribunal Constitucional no pueden ser contradichas por las que dicten otros juzgados, ni si quiera por las del Tribunal Supremo. Así, entendemos que las sentencias del Constitucional también crean jurisprudencia, aunque éste es un debate abierto entre los juristas que apoyan la jurisprudencia del Tribunal Constitucional como fuente de derecho y los detractores de esta idea.

 

¿Necesitas ayuda para interpretar las leyes y la jurisprudencia?

Saber cómo funciona el poder judicial en España y ser capaz de interpretar las leyes y las sentencias de los tribunales no es una tarea sencilla. Si necesitas ayuda, en Adees Asesores podemos ayudarte. Somos expertos en materias laborales, fiscales y contables. Llevamos más de 5 años apoyando a todo tipo de empresas y autónomos para guiarles por el camino hacia el éxito. Sabemos que sacar adelante un negocio es complicado, por eso te facilitamos todo lo que necesites.