5 de March del 2018

Qué debes tener en cuenta para elegir una Asesoría fiscal, contable y laboral

¿Qué debes tener en cuenta para elegir una asesoría laboral y fiscal?

Conocemos como asesoría, a la actividad que da apoyo a las personas, en temas variados como laboral, contable, fiscal y jurídico en los que tienen dudas o consultas.

Hay personas que confunden el servicio de una asesoría con el de una gestoría, pero aunque puedan parecer lo mismo existen diferencias en el servicio prestado.

 

Diferencias entre una asesoría y una gestoría

Aunque a priori se suelen confundir o entender como sinónimos, lo cierto es que las diferencias entre los servicios de una y otra existen grandes diferencias.

Las más destacadas son:

·         Mientras que los gestores han de estar colegiados  para poder ejercer sus servicios, los asesores no necesitan de dicha titulación para realizar su labor que en cierto modo comparte gran parte de los servicios que prestan aunque en ciertos factores como el número  y tipología de servicios y la efectividad de los mismos la limita frente a la gestoría.

·         Las asesorías ofrecen un servicio de asesoramiento a los clientes en los temas citados con anterioridad a un precio inferior al de las gestorías. Sin embargo, las gestorías, suelen encargarse de la tramitación de algunos documentos de forma profesional como por ejemplo la transmisión de vehículos, algo que la asesoría puede llevar a cabo aunque de una forma más limitada (como autorizado del titular) y la gestoría puede automatizar y agilizar dichas tareas gracias a la ventanilla única de que disponen en muchos organismos.

·         Los servicios de las gestorías generalmente son más variados que los de una asesoría, aunque carecen de ciertos recursos técnicos de los que las asesorías si disponen. Esto en algunos casos no se cumple, ya que muchas gestorías actualmente están bastante especializadas en ciertos servicios concretos, aunque generalmente atienden otras demandas de servicios para sus clientes.

 

Por tanto, podemos concluir que ambos son servicios complementarios en algunos aspectos y servicios sustitutivos en otros.

 

Funciones de una asesoría laboral y servicios habituales

Las funciones de una asesoría laboral, son principalmente ofrecer a sus clientes una lista de servicios que tienen relación con el entorno laboral. Aspectos tan destacados en este ámbito como los siguientes:

·         Elaboración de nóminas: Estos documentos son fundamentales para la contratación de personal, por parte de las empresas. En ella tienen que estar reflejados los siguientes puntos.

1.       Categoría y grupo de cotización. Esto hace referencia al puesto y categoría que desempeñará la persona contratada y a la vez su grupo de cotización en la seguridad social.

2.       Fecha de antigüedad. Indicando la fecha en la que el empleado ha iniciado su actividad laboral.

3.       Mes de liquidación. Hace referencia al mes  que corresponde la nómina y días trabajados.

4.       Convenio Colectivo. El convenio específico para la actividad y ámbito geográfico en el que opera la empresa y sus empleados.

5.       Devengos. En este apartado aparece el salario bruto que estar compuesto por complementos salariales y complementos no salariales, siendo los primeros cotizados en la seguridad social.

6.       Salario Bruto. Salario percibido por el trabajador antes de las deducciones.

7.       Deducciones.  Aportación a la seguridad social e IRPF del trabajador.

8.       Liquido percibido. Se trata del salario neto que percibirá el trabajador, tras las deducciones realizadas.

9.       Pie de nómina. Parte final en la que se detallan las bases de contingencia de la seguridad social, como las contingencias comunes, las profesionales, las de desempleo y las de formación profesional.

·         Redacción de contratos, prórrogas y cartas de despido: Al redactar un contrato tienes que estar seguro de las clausulas recogidas en él, así como de los deberes y obligaciones.

La principal finalidad de redactar este documento es dejar por escrito los derechos y deberes de las partes. Por tanto, su redacción es importante para entender limitaciones y extensiones del mismo.

-Dependiendo de la tipología del contrato laboral, este puede ser por escrito y/o verbal, por lo que una asesoría o gestoría puede ayudar mucho a determinar y entender este tipo de aspectos y tomar la decisión más oportuna, ya que la contratación de personal es uno de lo costes más importantes para una empresa y siempre se ha de llevar a cabo de la forma más adecuada en cada caso.

-Se puede redactar una prórroga para extender la fecha límite de una actividad, como entregar un proyecto o realizar un pago.

- También se puede redactar una carta de despido, cuando de manera no verbal, una empresa quiera comunicar a su empleado la voluntad de despedirlo.

En este texto han de incluirse, los motivos de despido, así como la fecha en la que cesará la actividad del trabajador en la empresa.

·         Creación de finiquitos: Redacción y cálculo de los importes pendientes de abono por la empresa al trabajador, para poner fin a la relación laboral entre trabajador y empresa.

Con este documento el trabajador queda libre de aceptar las ordenes de la empresa y concluye la relación laboral y económica conla empresa. También gestionan la conciliación de inconvenientes derivados de despidos y gestión de indemnizaciones

·         Elaboración de presupuestos de personal: Es fundamental la elaboración de presupuestos para  identificar:

1.       Ingresos y gastos.  Averiguar cuanto ingresa la empresa y cuanto gasta en personal y así determinar el beneficio aportado por los trabajadores y su eficiencia productiva.

2.       Evaluar inversión en nuevos puestos de trabajo, contratación de nuevos empleados y la realización de ajustes en la plantilla y la producción de la misma.

3.       Cómo gestionar mejor el presupuesto laboral.

·         Altas y bajas de trabajadores tanto para autónomos como para empresas.

·         Solicitud de pensiones: Tramitación  de todo lo relacionado con la jubilación y pensiones.

 

Funciones de una asesoría fiscal y servicios habituales

Las asesorías se encargan de prestar un servicio relacionado con el ahorro en materia de impuestos, siempre cumpliendo con las obligaciones tributarias además del cálculo de las tributaciones y el asesoramiento para su abono e impacto en el balance de la empresa. Así pues se dedica a realizar,  las declaraciones de Hacienda para los autónomos, el IVA o el impuesto de sociedades para empresas y muchos otros servicios relacionados con impuestos y tributación de la empresa como por ejemplo la gestión del impuestos de transmisiones patrimoniales, la contabilización de amortizaciones y deducciones, los cálculos de cuotas, los cálculos laborales y las aplicaciones contables derivadas para obtener datos objetivos sobre la empresa.

 Las funciones fiscales de una asesoría para empresas son las siguientes:

1.       Proporcionar información, asistencia y  representar a los contribuyentes ante la Administración Tributaria, haciendo valer los derechos de los tributarios ante la Hacienda pública.

2.       Gestionar la información y el conocimiento en materia tributaria a través del uso y manejo de datos fiscales.

3.       Analizar la realidad jurídico-tributaria para solucionar de la mejor forma  cualquier problema relacionado con este tema.

4.       Cumplir a tiempo con las liquidaciones tributarias de sus clientes.

5.       Asesorar a los clientes sobre los derechos aduaneros, conociendo en todo momento la regulación general.

6.       Planificación fiscal en relación a los derechos y deberes de los contribuyentes.

¿Para qué se recomienda  acudir a un asesor fiscal?

Es recomendable acudir a un asesor fiscal antes de dar pasos equivocados en temas económicos y de tributación como pueden ser los siguientes:

·         Inversiones inmobiliarias o mobiliarias.

·         Cotabilidad, gestión de impuestos y gestión laboral en el desarrollo habitual de la actividad de la empresa.

·         Operaciones de compra y venta de acciones y participaciones.

·         Fusión, excisión y liquidación de sociedades.

·         Fondos de inversión, y un largo etc.

Para que el asesor pueda llevar a cabo sus servicios de forma adecuada y evaluar la elección del profesional más adecuado para tu negocio, es importante en cuenta una serie de aspectos como por ejemplo:

1.       Un buen asesor fiscal debe ser una persona organizada, con experiencia y formación demostrable en el sector y con un curriculum que transmita confianza en el contratante.

2.       Para que desarrolle correctamente sus servicios es necesario confiar en su juicio en todo momento, sobre todo en aquellas ocasiones en las que por desconocimiento, dudemos de si son los pasos correctos a seguir o no, ya que para eso se les contrata y son expertos en la materia.

3.       A la hora de acudir a un asesor fiscal, no debes tener miedo en contar aquello que afecta a tu negocio, ya que deberá tener constancia de aquellas circunstancias para poder hacerlas frente o evaluar la decisión más adecuada en cada caso. Tampoco es aconsejable mentir u ocultar datos relevantes ya que se puede agravar el problema o no encontrar una solución satisfactoria.

4.       Por cada labor desarrollada los asesores fiscales reciben en algunas ocasiones una provisión de fondos para poder llevar a cabo diversas pagos de tasas y cubrir los gastos de gestión honorarios, se recomienda en este caso no escatimar en gasto, pero tampoco excederse.

Muchas son las empresas y autónomos, que se encuentran en la necesidad de contratar los servicios de un asesor fiscal, jurídico o laboral para que este les preste un servicio de apoyo, asesoramiento y prestaciones.

Por ello, es importante elegir al mejor, decantándose por aquel que transmita mayor confianza y experiencia  para tener asegurados temas tan delicados como los laborales y fiscales.

Así pues, no lo dudes más y contacta con nosotros, te asesoraremos y ayudaremos en todo lo que necesites.