5 de March del 2018

¿En qué se diferencia una herencia, de un legado o una donación?

 

Cada día es más frecuente confundir términos como herencia y legado y a su vez este último con una donación. Probablemente debido a su carácter legislativo y al beneficio de los herederos de estos bienes, gran parte de la población los ve como sinónimos, sin embargo, no solo no son sinónimos sino que entre ellas encontramos numerosas diferencias.

La finalidad de este artículo es poder no solo explicar cada uno de los términos, sino poner de manifiesto las diferencias entre ellos, con un fin que no es otros que al terminar entiendas perfectamente cada uno de los términos.

¿Qué es un legado?

Se trata de un acto por el que una persona a la hora de realizar un testamento, decide que una parte de sus bienes pasará a una persona en concreto. Son bienes muy determinados y no forman parte de la herencia, la persona que recibe este bien es denominada legatario. El legado al igual que sucede con por ejemplo la herencia,  está sometido a límites que establece la Ley.

Un legado no atribuye a la persona que lo recibe la calidad de heredero y en todo momento los herederos que establece el testamento, serán los encargados de entregar el bien legado al legatario establecido.

Existe además la posibilidad de que el legado no se encuentre del patrimonio de la persona que realiza el testamento, ante tal situación serán los herederos quienes con el patrimonio de la propia herencia, se encargarán de conseguir el bien para la  persona asignada como legatario.

El legatario

Sucesor a título particular, de uno o varios bienes concretos, por voluntad de la persona  fallecida y  estipulado así en su testamento.

Únicamente existirá  la figura del legatario si hay un testamento de por medio.

Si el testador (aquel titular del testamento) dejase deudas al legatario, este podrá responder a estas, hasta el límite de lo recibido en el legado, también podrá renunciar al legado

¿Qué es una herencia?

Una herencia son todos aquellos bienes, derechos y obligaciones de una persona que se no se extinguen en el momento de su muerte, a estos bienes se les conoce como caudal hereditario.

El caudal hereditario está formado por el patrimonio de una persona en el momento de su defunción, eliminando  derechos, obligaciones  que se extinguen con el fallecimiento, y que nadie puede realizar en sustitución de este.

La herencia de una persona fallecida puede establecerse según lo estipulado en su testamento, en el caso de que el fallecido no haya realizado testamento antes de su muerte, habrá que establecer previamente quienes son los herederos y cuáles serán sus derechos, obligaciones y bienes heredados.

El heredero

Es aquella persona que cuando fallece otra recibe una parte o por completo toda su herencia.

Los herederos suceden al fallecido en sus derechos y deberes, en ocasiones también en sus deudas, por efecto del testamento o de la propia ley.

Sin embargo, los propios herederos pueden  aceptar o renunciar a la herencia o simplemente aceptarla solo a beneficio de inventario. Una herencia a beneficio de inventario, es aquella en la que el heredero puede renunciar a las obligaciones o deudas que tenía en su momento el fallecido, pagándose estas deudas u obligaciones con el patrimonio heredado.

Al periodo desde que la persona fallece hasta que la herencia llega al heredero, la herencia se encuentra en situación de herencia yacente. Es en este periodo cuando los herederos pueden aceptar o renunciar a la herencia. El principal objetivo de la herencia yacente es determinar la titularidad de la herencia, puesto que de no ser posible estaríamos ante la inexistencia de un sujeto hereditario.

¿Qué es una donación?

Se trata de un negocio jurídico  en virtud de un sujeto (donante) que dispone un bien de su patrimonio a favor de otro sujeto (donatario) siempre a título gratuito. Para ello el donante ha de hacer la propia donación de forma libre y a su vez esta ser aceptada sin contrapartida  por el donatario.

No obstante no vale únicamente con aceptar la donación puesto que la titularidad del bien  no es transferida en su totalidad en una donación, para ello el donante deberá entregar también la tradición al donatario.

¿Qué es la tradición?

Entendemos por tradición como la forma de adquirir  el derecho real de la propiedad, transmitiendo a su vez la propiedad del bien. Se puede dividir en tradición real y tradición material.

  1. Tradición real: entrega efectiva de la posesión sobre el bien. Se cede la posesión por tanto se traspasa el poder efectivo en su totalidad, es decir entrega física , material y completa del bien
  2. Tradición material: En este caso no es necesaria la entrega material del bien, de hecho no en todos los casos ante esta situación se entrega el bien una vez constituido el título. Así pues dentro de este tipo de tradición podemos distinguir  varias formas como las siguientes.
  • Simbólica. Entrega de un distintivo como pueden ser por ejemplo las llaves de una casa.
  • Breve Mano. Se presume la entrega del bien simplemente con la aceptación de voluntad del adquirente.
  • Entrega entendida. La persona que entrega el bien se compromete a dejar en un lugar específico, convenido anteriormente el bien para el adquirente.
  • Constitutio. Se trata de un cambio de dominio por un título precario, es decir cuando el dueño de la cosa deja de serlo aunque puede usarla.

 

Un ejemplo de esto sería por ejemplo.

Marta regala a Lucía un ordenador con la condición de que cuando lo necesite podrá usarlo.

Diferencias principales entre una herencia, un legado y una donación

 

  • La principal diferencia entre una donación con los otros dos términos es que con la donación no se transmite la titularidad del bien.
  • Una donación ha de ser de un bien, mientras que las herencias y legados no han de ser bienes materiales sino también derechos, deudas y obligaciones.
  • La herencia se diferencia del legado en lo siguiente. Para que un heredero pueda serlo no es necesario que conste en el testamento del fallecido, mientras que para ser legatario es fundamental que conste en el testamento tanto el sujeto como el bien a recibir.
  • La figura del heredero hace referencia al  sucesor del conjunto patrimonial tanto activo como pasivo del fallecido en todos sus derechos y obligaciones y estos no se extinguen con la muerte del heredero, mientras que el legatario, solo lo sucede en bienes o derechos determinados, previamente establecidos por el testador (persona titular del testamento).
  • Un legatario no hace frente a la totalidad de las deudas como un heredero, sino que responde únicamente en este caso por el valor del bien legado.
  • El donatario no puede recibir deudas del donante.
  • El heredero es el encargado de entregar el legado y nunca podrá ser a la inversa.
  • El legatario no puede promover la división judicial de la herencia, sin embargo el heredero sí.

Como has podido observar, en una hipotética escala encontraríamos  la  herencia como acto con mayores derechos, seguido por el legado y finalmente la donación como un acto de menor envergadura.

Si después de este artículo sigues interesado en información sobre herencias, legados o donaciones no lo dudes y ponte en contacto con nosotros, te aseguramos un buen servicio avalado por años de experiencia.